Electroválvulas de gas muy económicas.

Los desguaces son sitios llenos de interés para cualquiera que cacharree. Se aprende mucho viendo los artefactos desarmados y también a veces se pueden adquirir cosas interesantes. Siempre que iba a uno situado en la carretera de Andalucía quería comprar un motor de DC-9. Era de esos preciosos motores de aviación con 11 cilindros en estrella. La pena es que debía pesar como una tonelada y no tenia sitio donde meterlo.

Por unos 6 euros se pueden adquirir en un desguace los inyectores de un motor de gasolina. Estos inyectores se comportan como unas magnificas electrovalvulas para gases. De hecho en la construcción de mi fusor empleaba uno de estos inyectores para controlar la entrada de deuterio a la cámara de vacío.

En el dibujo siguiente se presenta un inyector de los mencionado con el dibujo de un corte aproximado. En mi caso los que adquirí son los de un BMW pero por lo que he visto los de otros modelos son muy semejantes.

Fundamentalmente se componen de un pequeño orificio cerrado por una aguja que tiene un cuerpo magnético y un solenoide. Cuando el solenoide se conecta a 12 voltios la válvula de aguja se retira abriendo el orificio.

El cierre de estas válvulas es muy preciso. Igualmente son de muy rápida actuación, en un coche llegan a abrirse y cerrarse mas de 100 veces por segundo. Precisamente en los coches se controla el paso de combustible a los cilindros controlando el tiempo que permanece excitado el solenoide. Yo he hecho algunas pruebas y el mínimo tiempo que se puede abrir es del orden de 10 ms. A continuación presento un pequeño circuito para controlar estos solenoides.

 

 

Básicamente se trata de un interruptor de tres posiciones. Conectado a 1, en el centro esta abierto y conectado a dos. Cuando el interruptor se conecta a 1 el solenoide esta permanentemente excitado y la válvula abierta. En el centro la válvula esta cerrada. En 2 el condensado que se carga a través de la resistencia se descarga a través del solenoide abriéndolo durante un periodo que depende básicamente de la capacidad del condensador. Hasta que no se abra el circuito y se cargue el condensador no podrá actuar de nuevo.

Este circuito es muy rudimentario, pero estos solenoides pueden controlarse electrónicamente para proporcionar muchas prestaciones.

Estos inyectores están pensado para controlar un flujo pequeño de líquidos, especialmente gasolina. Con ellos pueden controlarse otros líquidos que no sean acuosos ya que son de acero y el agua los arruinaría. Con aire o gases que no sean corrosivos funcionan muy bien.

Si se adquieren en un desguace suelen estar llenos de gasolina, por ello antes de emplearlos es conveniente limpiarlos, primero con aire y después con alcohol y después de nuevo con aire.

Si los inyectores están abiertos durante mucho tiempo se calientan bastante. En los coches no suelen estar abiertos mas del 20 % de su tiempo. Para estas aplicaciones actuar sobre ellos con una tensión mas baja o colocar una resistencia en serie para limitar la corriente.

Volver a la página principal.